07 agosto 2012

pa-ta-ta

No soy nada fotogénica.

Me pone muy tensa que me echen fotos en las que me digan de posar de una determinada manera, lo de ser natural no me sale (mi foto de orla es de pena ajena a pesar de que mi madre la tenga puesta en el salón...), por eso, siempre voy al fotomatón cuando necesito renovar algún carnet.

Menos fotos y peor calidad que en el estudio fotográfico de al lado, pero sé que no hay nadie detrás del objetivo viendo cómo pongo caras.

El otro día fui a renovar el carnet de conducir y cuando terminaron de hacerme la revisión de la vista, veo que el colega coge una webcam y empieza a apuntarme a la jeta...ehhh, ¿ésta es la foto que va a salir en MI carnet?...

Yo, recién levantada de la siesta, sin peinar, con el aparato recién puesto que no sabía si sonreír o cagarme en la hostia, mirando fijamente la cámara que yo creo que me puse hasta bizca y va el tío y hace un sólo disparo, UN SÓLO DISPARO...¿qué clase de despropósito es éste? 

Pues el despropósito me llegó ayer por correo y se llama fiona.

Joder.


4 comentarios:

Juana la Loca dijo...

bueno, consuélate que es un carnet que sacamos poco.... jajaja

Santiago Bullard dijo...

y yo que pensé que era el único que esperaba con miedo a que me dieran el documento de identidad renovado... en la foto del anterior parecía un travesti, lo juro!

fiona dijo...

Juana, y yo menos porque ni tengo coche...jajajaj, pero había que renovarlo!

santi, jajajajajaaj, un travesti?? Yo parezco medio yonki, no sé, no entiendo como un documento oficial puede llevar una foto de tan poca calidad y luz como las que echa una webcam...parece un carnet falso!!

1besico!

Fran dijo...

Lo bueno de la webcam es que le puedes decir que te eche una y otra foto, hasta que consigas una que te guste!