23 noviembre 2012

yo soy yo y mis meteduras de pata

Cuando estudiaba el Máster (del Universo) organizábamos muchas cenas entre nosotros, y una de esas noches que cenamos y salimos de fiesta quedamos en un bar con una de las profesoras. 

Yo nunca me he llevado especialmente bien con ella (ni bien ni mal), en mi línea.

El caso es que estábamos en el bar bailando y de pronto vi que un hombre no paraba de acercársele y decirle cosas, y a mí se me ocurrió la feliz idea de soltar:

- Lleva cuidado con ese friki que quiere algo.
- Es mi MARIDO.

ZAS, en toda la boca.

Lo peor es que como ya me había tomado unas cuantas, me dio por descojonarme.

Encima.

Ni que decir tiene que desde entonces me miraba mal.

Dicen que la duda ofende, pero es mentira, lo que ofende es la verdad.



5 comentarios:

Tripi dijo...

Ostiaaaaaaaaaaasss, jajajajja, qué bueno, soperra. ¿Hasta el fondo, eh?

Hola Fi.

Aunque bien pensado, si la profe tiene un marido friki, pues que se joda. Haberse buscado un tipo guapo y cachas, como yo. ¿O no?

Yo suelo meter la gamba (bueno, ahora procuro ya no preguntar) cuando a alguna conocida le doy la enhorabuena por el embarazo y me suelta que no está embarazada, es que ha engordado un poco. Glups.

Besito, monada.

Ps.- Me gustan los Kiss, aunque de niño tenía pesadillas con ellos, porque me parecían satánicos y a veces soñaba que me despedazaban en el infierno. Da igual, un siete. Mo-na-da.

Mr. Lombreeze dijo...

Oye fi, en los Másters, además de cenas para intentar chingar, ¿hacéis algo más?,
porque yo siempre he pensado que los Máster tenían tres propósitos fundamentales:
1.- Impedir que las clases humildes alcancen puestos de responsabilidad.
2.- Conseguir reunir ganado para que los casados puedan follar de vez en cuando.
3.- Mantener en pie el imperio PowerPoint.

Pepinilla por el ano dijo...

Oyyyyyyyyyyyyyyy

charlie furilo dijo...

Jajajajaja!!! Por la puerta grande, Fi. Eso es meterla hasta al fondo (la pata, digo) y lo demás son tontadas. Te voy a contar una parecida, o incluso peor, que le pasó a una compañera Procuradora de los Tribunales - no se si te lo he dicho alguna vez, pero soy Abogado (sí, el que llevo aquí colgado) - Bueno la cuestión es que ella acudió a un juicio que tenía con otro letrado y un cliente suyo. El caso es que estaban esperando para entrar en la sala de vistas y allí, había una familiar del cliente, su mujer o su pareja, no lo se, que le parecía que estaba como muy alterada, sin parar de moverse, hacer gestos y que le temblaba la voz. Entonces le dice esta chica (la Procuradora), "venga, a ver si nos tranquilizamos, que te veo muy nerviosita" y le dice la tipa: "No estoy nerviosa, es que tengo parkinson"....

miquel zueras dijo...

Mi mejor metedura de pata fue cenando con una amiga. Ella me dijo: "Esta vichyssoise está muy salada. Cuando está así de salada sabe a..."
"¿A semen?" dije yo.
La tía se puso coloradísima y simuló no haber oído nada.
Sin embargo creo que es verdad, recuerda algo al semen.
Besicos! Borgo.