07 octubre 2011

desconéctame

El otro día quedé a comer con 4 amigas, médicas todas (error!!! se pasaron toda la puta comida hablando de trabajo...la gente no desconecta nunca?).

Después de los años y las horas que cuesta sacarse la carrera de medicina, del MIR, de la residencia...todavía tienen problemas para encontrar una plaza en el hospital que quieren y si la consiguen lo mismo es haciendo sólo las guardias...congresos, ponencias, cursos, charlas, historias clínicas...toda la vida estudiando.

Y luego me miro a mí, bióloga reconvertida en secretaria, que cuando cumplo mis horas, me voy a casa y hasta el día siguiente no me acuerdo ni de cómo se llama mi empresa.

Y sonrío.

Que sí, el sueldo está a años luz, pero yo elijo calidad a cantidad.







13 comentarios:

Ana Pepinillo dijo...

Lo de no conectar nos pasa a nosotros, cada vez que quedamos el grupo de amigas (que somos las de la uni) nos ponemos a hablar y hablar y a veces no nos damos cuenta de que algunos no tienen ni idea de qué hablamos...

A veces no es cuestión de cantidad, sino de querer hacer aquello que nos encanta.

Bubo dijo...

Yo he dejado de juntarme con los profesores. Todo el puto día hablando de niños. Y lo pero es que son niños que no conozco, si al menos fuesen los suyos. Con los maestros me llevo mejor, creo que tiene que ver con que tienen menos tiempo libre y en cuanto dejan el colegio pasan de la vida laboral.
En el curro es habitual que se hable del trabajo, pero una máxima que descartamos hace tiempo fue que si había alguien con pareja se dejaba ese tema para no incomodar.
Entiendo que les encante hablar de "lo suyo" pero hay una cosa que se llama educación y temas, tan fáciles como interesarse, minimamente por la vida de los amigos. Dos o tres reuniones de esas te doy Fi, dentro de poco las mandas a la mierda.

Fran dijo...

Médicas? Están de buen ver y solteraS?

apple dijo...

Desconectar es complicado, pero es un placer para quien lo consigue.

Mamen dijo...

ME ENCANTAS!!!

mientrasleo dijo...

Pues yo antes vivía así, desconectada. Ahora se puso de moda hablar de economía y chica, no hay forma.
Qué envidia.
Buen blog, te sigo

CMQ dijo...

Gracias a Dior, nadie en mi círculo se dedica a lo que yo, así que nunca hablo de trabajo con mi gente, más allá de interesarnos por cómo nos va a unos y otros y contarnos alguna anecdotilla...
De todas formas, es que hay gente que no se da cuenta de que los demás también están en la mesa, ¿o qué?
Y si, una y mil veces. Mejor calidad que cantidad, el trabajo solo es una parte de la vida (y aunque sea en la que más tiempo pasamos, no es la más importante en absoluto).
Besicooo!

Exter dijo...

Así debe ser. Me pasa como a ti, y quiero que me siga pasando siempre. La gente que se tira años y años aspirando a tener un hueco en su profesión, cuando quiere acordar, se le ha pasado toda la vida! Si tienes suerte y pillas de lo tuyo, genial, pero si no, con ser feliz y tener para vivir, ¿para qué quieres más???

Santiago Bullard dijo...

Yo siempre he dicho que lo que necesito es un amigo en el congreso que me pase un "sueldo" o ser apadrinado por Silvio Berlusconi, cosa que me puedo dedicar a escribir y olvidarme de todo lo demás. Que viva la desconección, coñooo!!!

Exter dijo...

Uy! me había saltado la canción! qué tiempos aquellos...

fiona dijo...

pepi, a mí eso me da mucho coraje, que entiendo que siempre se cuentan anécdotas, pero hablar sin parar del día a día...ahora el fallo fue mío que no sabía a donde iba! Yo es que no tengo nada que me encante y que pudiera hacer cobrando...a ver, espera...jajajajaja

Bubo, jajjaja, veo que me vas conociendo...que va, a la mierda tampoco pero porque no me pillan en otra, ya me enteraré yo bien de quién va a cada comida, y si no hay variedad de gremios me niego! ;)

Fran, has estado rápido eh? jajajaj. Pues dos solteras había sin contarme.

apple, la verdad que es un gustazo, lo de llevarse trabajo a casa, uffff, qué pereza!

Mamen, andaaaa, que no eres nada objetiva...jajajaja. Guapa!

mientrasleo, gracias! Pero porque tú trabajas en algo relacionado con la economía?...ahí ya es que vayas con quién vayas te van a sacar el temita!

CMQ, claro, si a mí me encantan las anécdotas y además es verdad que ellas, con los pacientes tienen muchas, pero echo de menos intervenir...jajjajaj. Yo lo tengo claro, y trabajo de secre como podría estar de dependienta del Corte, vamos, mis horas y a casa.

Exter, pues sí, a mí me hubiera gustado trabajar de lo mío, obvio, pero tampoco pasa nada, es lo que hay, yo mientras pueda pagar la hipoteca...jajaj

santi, jajajaj, eso lo veo complicado eh????

Exter, ufff, es que me acordé de pronto y me apetecía oirla!

1besico!

Lili dijo...

Pienso igual que tú. Hace poco, una amiga me preguntó que si no tenía ambiciones en el terreno laboral, y le dije que ninguna. En lo personal soy la más ambiciosa del mundo, pero en lo laboral, nada.
Un beso

fiona dijo...

Yo siempre he dicho que prefiero ser secretaria que jefa, que luego vale que se escaquean, pero tienen más calentamientos de cabeza y responsabilidades, y yo no necesito casi ni pensar...jajajaj

1besico!