18 octubre 2013

superabuelo

Me caen bien los viejos verdes, no le hacen mal a nadie y en el fondo lo único que les queda es mirar.

Hoy llevo una falda vaquera, cortita y ajustada, que no es por dármelas de nada (sí, me las doy), pero me hace culazo.

Llegando a casa, estaba cruzando un paso de cebra en diagonal, para acortar y evitar que el coche que venía tuviera que parar, pero no sólo ha parado, sino que el abuelo que conducía se ha asomado a la ventanilla para decirme:

"Cruza por delante, mujer."

Y porque me ha pillado a traspiés, y sólo he alcanzado a reírme, pero se lo hubiera merecido.

1 comentario:

Mr. Lombreeze dijo...

Qué ganas tengo de ser un viejo verde...