16 mayo 2013

deep breath...


Sin palabras.






























9 comentarios:

Angel dijo...

La verdad es que como tu dices, es mejor no decir nada....aunque se me ha encogido un poco el corazón...

Charlotte Sometimes dijo...

Uff, sí, estas imágenes me llegaron hace unos días y es verdad que impresionan. En la página web hay un vídeo que aún te deja más alucinada si cabe. COn dos ovarios ella por todo lo que aguantó y con dos cojones él por estar ahí todo el tiempo. En serio, es un video muy bonito Fi.

Salamandra dijo...

Dios. Qué duro.

Año 71 ... como yo.

Qué duro.

Cabrónidas dijo...

Cuando vemos cosas como esta recordamos lo frágiles que somos (al menos yo). Desde luego, la certeza de la muerte es pero que la propia muerte.

Mr. Lombreeze dijo...

Joder... Tremendo.

Mnemósine dijo...

Cuando te lo diagnostican es peor para los tuyos que para ti mismo, no te duele nada, no te acabas de creer que es verdad. Con el tratamiento empieza todo però la esperanza no te deja pensar en el final, hay algo que no entiendes que te invita a seguir luchando, però los tuyos siguen llorando a escondides.....por suerte lo conseguí. Me parece un homenage precioso, de amor, de entrega, de lucha incondicional......PARA LO BUENO Y LO MALO. Algo que en los tiempos que vivimos no todos estan discpuestos a hacer

fiona dijo...

Angel, no sabes la panzá a llorar que me pegué yo al verlas.

Charlotte, ufff, no sé si estoy preparada para ver ese vídeo...lo veré, pero ahora no que estoy en el curro y no quiero que me dé el chungo.

Salamandra, es muy jodido nena...la muerte no respeta.

Cabrónidas, a mí estas cosas me hacen reafirmarme en el "vive HOY, mañana puede ser tarde".

lombri, tremendo y precioso a la vez, por el amor que hay detrás.

Mnemósine, me alegro de que lo consiguieras. Las cosas se demuestran en los malos momentos.

1besico!

cirugia estetica dijo...

Dios que duro pero que tierno en el fondo.... visite la pagina web y el video me erizo la piel
Q.P.D.E.
Saludos

Bubo dijo...

Impresiona. Da miedo. Da esperanzas. Dan ganas de vivir. De no dejar pasar una. Quizá mañana es tarde.