10 julio 2012

hoy quiero confesar 22



Nunca he sido una señorita.

De pequeña siempre estaba en la calle, jugando al fútbol o al churromediamangamangotero o a Policías y Ladrones...

Mi primera Barbie murió la misma noche de Reyes. La cogí de una pierna, le empecé a dar vueltas en el aire y me quedé con ella en la mano. Primera Barbie lisiada de la historia. 

Prefería los coches a control remoto, los Scalextric o los Clicks de Playmobil. 

Nunca he tenido un Nenuco ni ningún muñeco bebé al que tener que alimentar y cuidar como a un hijo. Nunca. Yo cogía a Papá Pitufo y a Pitufina y los hacía fornicar.

Ya en el Instituto teníamos una Optativa que se llamaba Hogar donde hacíamos manualidades. Pintábamos cajitas de madera, marcos de foto, botes de cristal, hacíamos muñecas de trapo... 

La profesora era una cursi y quería que pusiéramos motivos florales y mierdas de ésas a todo.

Yo mi bote de cristal lo decoré con muchos símbolos de la paz unidos y con los colores jamaicanos, el marco de fotos de madera lo decoré con una frase contra el racismo (me llevó un curro que no veas pintar y perfilar cada letra) y como muñeca de trapo, hice esto:


Mi trabajo era el mejor (toma modestia...) pero no saqué la mejor nota porque no hice lo que la profesora quería.

Debería haber sabido que nunca hago lo que la gente espera de mí.

A no ser que coincida con lo que yo quiero hacer. 



8 comentarios:

miquel zueras dijo...

Yo tenía tendencia a ligar en mi adolescencia con tías bastante poco femeninas, una de ellas era invencible en los concursos de eructos y regüeldos de mi instituto.
Muerte a las Barbies. Viva el desenfreno pitufero. Besicos. Borgo.

estonoesunblogdehistoria dijo...

Joé, el muñeco es la caña! Me encanta!

CMQ dijo...

Por aquí tampoco se ve ninguna dama en la sala... será porque estoy sola !! :D
Yo ni siquiera hacía Hogar. Como mis coles eran mixtos podíamos elegir entre hogar o las manualidades de los chicos (y luego informática). Adivina quién era la única en clase. Bingo.
Adoro tu muñecooo!!
Un besico!!!

Juana la Loca dijo...

yo también he sido machopingo.... pero ahora con mi hija la vida me lo ha devuelto.... peino sus muñecas y a ella le pongo lazos en las colas..... *^▁^*

Tarambana dijo...

Tu muñeca de trapo mola muchísimo!

Supongo que eres "un espíritu libre", y eso está muy bien. En estos casos de profes que ponen mala nota a la gente que no se amolda a lo que quieren, siempre recuerdo la anécdota que contaba Pablo Picasso de un profe suyo de pintura que le decía que era un pintor nefasto y nunca llegaría a nada en ese mundillo. Picasso debe estar riéndose todavía... ;D

Angel dijo...

A mi una vez quisieron que hiciera una bufanda de punto como trabajo de clase...al final le dije que yo prefería hacer una muñequera...Supendido claro!

Mr. Lombreeze dijo...

Ésa es mi fiiiiiiiiiiiiii !!!

fiona dijo...

Borgo, regüeldos?? Yo nunca he sabido tirarme eructos...ahí fallo, jajaj. Viva el desenfreno pitufero! ;)

estonoes, gracias!!! La verdad que es de los pocos muñecos que aún tengo en casa.

CMQ, jajajaja. Mis colegios también eran mixtos. Yo elegí Teatro de primera optativa pero no me la dieron, y la verdad que no me arrepiento porque hice cosas muy chulas!!

Juana, yo de momento no tengo hijos (ni intención), prefiero que la vida me lo devuelva a modo de sobrinas!

Tarambana, tampoco me puso mala nota, pero a casi todo el mundo le puso sobresaliente (con muñecas rosas y repelentes) y a mí me puso notable. Lo de la imaginación y la originalidad lo valoran poco. En fin, mi muñeco se sale! Lo malo es que no me acuerdo cómo se hacía y no sé si lo tendré apuntado en algún sitio, porque haría más!

Angel, perdona, yo hice todo lo que me dijo la profesora (en cuanto a técnica), decorar madera, cristal, encuadernar, muñeco de trapo...lo que no iba a dejar también es que ella eligiera con qué decoraba yo mis cosas. De ésas ya tenía muchas.

Lombri, y esoooooooooooo!!! jajajaj. Mi madre hubiera preferido que le saliera una pija de tacones, pero...ahora no me cambiaría por nada!

1besico!