23 mayo 2012

hoy quiero confesar 20

Me encanta que me toquen los pies. 


Me pone.

Cuando estaba en el colegio ibamos a la piscina y me salió un "culo de pollo" (supongo que será algún tipo de hongo, pero yo lo llamaba así por la forma que tenía).

La cuestión es que estuve yendo al podólogo para que me lo tratara.

Y joder, salía de allí como si me hubieran dado un masaje relajante...sólo por el hecho de cogerme los pies con las manos heladas (era invierno) y limpiarme la zona con un bastoncillo de los oídos.

Ufffffffff.

Desde entonces siempre he querido que me volviera a salir uno para poder regresar a la clínica, pero nada.

Que digo yo...

¿algún podólogo en la sala?





9 comentarios:

NIKITA dijo...

A mi me encanta que me toquen la cabeza y el pelo (es uno de mis puntos débiles!!!)... en cambio detesto que me toquen los pies! No lo soporto!!! Me da grimilla!!!

Yo dijo...

Yo soy una viciosa, a mi me gusta que me toquen todo!!!

Charlotte Sometimes dijo...

Idem que Yo + 1000 !!!

Charlotte Sometimes dijo...

Por cierto Fi, para que veas que me fijo en todo…me mola mucho la pulserita con ¿cascabel? ;) Pero lo de un pie de cada color… Más ^_^

Caparina dijo...

Pasaba por aquí... Te cotilleare un poco y seguro acabo siguiendote, con tu permiso.

A mi también me encantaba ir al podólogo... creo que todo el mundo debería ir almenos una vez al mes para relajar tensiones (pero además del sexo, no en lugar de!!)

un beso!!

miquel zueras dijo...

¡Has probado esos pececillos que se comen las células muertas? Yo no pero dicen que es mejor que ir al podólogo, super relajante. Besicos. Borgo.

charlie furilo dijo...

Tocarme los pies es una experiencia que no recomiendo a nadie... Jajaja Me sudan bastante y huelen bastante mal.

Besicos

charlie furilo dijo...

Por cierto, ya estas calentando motores para animar a la roja en la Eurocopa o que?? Lo digo por las uñas...

fiona dijo...

NIKITA, la cabeza y el pelo también...jajaja, de hecho una de las cosas que más me gustan es que me laven la cabeza con masaje incluído...ains.

Yo, jajajajaj, tú ganas!

Charlotte, no es un cascabel, es un llamador de ángel, pero vamos que ya ni suena ni nada, jajaja. Pensaba que me ibas a decir algo malo de los pies, que ya el otro día una amiga me miró con cara de "anda que..." ;)

Caparina, pues bienvenida!! Yo desde aquella vez no he vuelto a ir, estoy pensando en hacerme la pedicura o algo, que también tiene que molar...jajaja

Borgo, sí! pero al natural. En verano vamos a una playa que detrás de unas dunas tiene como unas salinas o un charco, no sé, pero te sientas en la orilla, te estás quieta y al poco ya tienes a todos los pececillos mordiéndote los pies. Aunque prefiero el otro tacto, la verdad, jajaj.

furi, jajaj, hombre, pero recién duchadito se te podrán tocar no? Sobre las uñas...sabía que alguien me lo iba a decir porque yo cuando me las vi pintadas pensé lo mismo, pero no, la verdad es que el color de la derecha no es rojo, es CORAL, un pequeño matiz invisible al ojo masculino, lo sé...jajajajaja

1besico!!!