20 marzo 2012

la peor...borrachera

El luna.

Así lo llamábamos porque siempre salía solo y siempre lo tenía orbitando a mi alrededor.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

No recuerdo fechas ni detalles (la memoria selectiva nos salva de tantos traumas...), sólo sé que salimos, bebí de más y él apareció en ese momento de la noche en que, aunque en condiciones normales no tendrías ninguna papeleta, siempre te toca premio.

Al fin de semana siguiente volvimos a salir. Y de camino a la barra en el bar de siempre, alguien me saludó. Yo le devolví el saludo por inercia porque no lo conocía de nada.

- Mira quién te ha saludado...
- ¿Quién?
- ¿No lo conoces?
- No.
- ¿Seguro?
- Seguro.
- Es el del finde pasado...
- Mentira.
- Te lo juro, ¿de verdad no te acuerdas?
- ...no me jodas... (cuando tienes esas lagunas mentales sólo te queda confiar en tus amigas).

Desde ese momento, perdí caché, pero gané un satélite.





5 comentarios:

Mr. Rific dijo...

Pues las chicas una vez que descubren la existencia de un nuevo satélite en su órbita... cuesta horrores borrarlo del mapa. Imagino que resolviste la situación enviando al espacio a Bruce Willis con música de Aerosmith de fondo... :P

Bubo dijo...

¿Como? ¿Que pasa? ¿Mr Rific primero? ¿Le pasa algo a Tripi?

A todo esto... que no se pierde caché, se gana experiencia. Claro que si después no te acuerdad ni si quiera de donde te bajaste las bragas. No se si sirve.

apple dijo...

Creo que deberías cambiar de órbita, porque los eclipses pasan cada mil años, pero pasan y con alcohol más.

miquel zueras dijo...

A mí me ha pasado alguna vez lo de despertarme en una cama ajena y descubrir horrorizado lo que tengo a mi lado. Una mañana desperté con una que llevaba no bragas sino faja color carne talla XL. Entre esto y la resaca... Besicos. Borgo.

fiona dijo...

Rific, jajaja, madre mía, años estuvo girando, pero mi cara de pocos amigos y el hecho de evitarlo cada vez que lo veía bastó. El pobre se limitaba a contemplarme en la distancia esperando una nueva oportunidad para acercarse, cosa que no volvió a pasar ;)

Bubo, nos hemos peleado...jajajaj. Mira, no sé si a pesar del ciego que llevaba controlaba algo o si fueron mis amigas las que me sacaron de allí, pero no hubo bajada de bragas, el premio quedó en magreo.

apple, dejamos de ir a ese bar hace años, pero te digo yo que no había peligro de recaída.

Borgo, te despertaste con Bridget Jones! jajaja. Pues debo tener ciegos selectivos, porque le he comido la boca a algunos que no quiero (o no puedo) recordar, pero nunca me he llevado a la cama a nadie que me sorprendiera al despertar...

1besico!

1besico!