11 enero 2010

Y como nadie cumple los propósitos de año nuevo, me he propuesto no tener propósitos (parece un trabalenguas).

Simplemente voy a hacer las cosas, que es mucho más útil y práctico que pensar en todo lo que tengo o debería hacer.

De momento, ya estoy estudiando, que es un mundo. Eso, a la vez que llevo el trabajo para adelante con bastante más facilidad de la que me esperaba cuando me quedé sola. Y mañana he quedado con una amiga para ir al gimnasio.

No sé si es por la ilusión de estrenar año o porque de verdad, este año, me voy a tomar las cosas en serio.

4 comentarios:

Marinita® dijo...

eres de las mías, año sin propósitos!!!!
:-D

fiona dijo...

y sin propósitos no quiere decir sin objetivos eh?? jajajaaj, que es lo mismo pero no es igual.

Mamen dijo...

No te tomes las cosas demasiado en serio, que eso tampoco es bueno, jajaja!!!

fiona dijo...

si nos conocemos mamen...jajaj